Realm Royale estrena la última actualización del juego: Sombra Oculta.

Realm Royale

PC PS4 Xbox One
9.8

Usuarios

Realm Royale estrena la última actualización del juego: Sombra Oculta.

Progresión entre plataformas y mucho más.

Realm Royale estrena la última actualización del juego: Sombra Oculta.

Ya está disponible la progresión entre plataformas en Realm Royale, con la última actualización del juego, llamada: “Sombra Oculta”. Ahora los jugadores de Steam, Discord, y Xbox One pueden vincular sus cuentas a una misma cuenta de Hi-Rez y compartir sus cosméticos, progreso y mucho más entre todas las distintas plataformas.

Además de esto, el juego también recibirá varias actualizaciones: una nueva pistola, con una rápida cadencia de tiro semiautomática que destaca en combates de medio y corto alcance. Además, la Pistola venenosa se renombró como “Trituradora” y recibió un rediseño visual. Como parte del esfuerzo continuo para dar a los jugadores la mejor experiencia posible, Realm Royale recibió actualizaciones en: balance, interfaz de usuario y corrección de errores.

También está disponible para su compra un nuevo paquete, llamado: Paquete Sombra Oculta, que te dará acceso al Aspecto Guerrero Señor de la Oscuridad, montura Pesadilla Mortal, el aspecto Pollito Pico-sombra y 850 Coronas (La moneda virtual de Realm Royale).

Puedes encontrar más información en nuestro video resumen del parche Sombra Oculta:

Realm Royale – OB16 Update Overview

No ha habido un momento mejor para unirse a la batalla y conseguir la Corona de la victoria. Para entrar en el reino y empezar tu búsqueda de la Crown Royale, descárgalo ya y juega a Realm Royale gratis en PC (a través de Discord o Steam), PlayStation 4 o Xbox One.


Administrador de 101level.com ~ Gamer y fanático de PS4 y todos los productos de Sony. Pruebo todo lo que se pueda jugar y soy aficionado a los juegos online. Actualmente mis géneros preferidos son los Sandbox y los MOBA. Mis juegos favoritos: League of Legends - GTA V - Trove - FIFA

Comentarios

Contraseña perdida